Atendemos Whatsapp!
+54 351 6311-110

El sexo de tu bebe

15 de julio, 2015 - Articulos - Comentar -

fotos de embarazadas


Un grupo de especialistas descartan esta teoría que no tiene sustento científico. La forma de la panza de una embarazada no anticipa el sexo del bebé.

¡Crash! Se rompió un mito. El del sexo del bebé, de acuerdo a la forma de la panza. Apenas veían una panza crecida, las abuelas de antes -y las de hoy también- se apresuraban a pronosticar si esa criatura en gestación iba a nace mujer o varón. “Querida, vas a tener un varoncito, tenés la panza alargada, puntiaguda.” O, “tendrás una nena, ché, tu panza es redondita.” Sin sustento científico alguno, la tradición oral se fue propagando desde tiempos remotos, a través de las generaciones, hasta llegar a la segunda década del siglo XXI en la cual, algunos especialistas pertenecientes al Sistema Nacional de Investigadores (México), acaban de descartar por completo aquella teoría. “Es absolutamente falso. La forma de la panza nada tiene que ver con el sexo de la criatura”, aseguran. Y agregan: “si un vientre es redondo o puntiagudo, dependerá la flacidez, de la forma del abdomen y de la complexión de la mujer. No existe estudio médico alguno que valide la asociación entre la conformación del abdomen y el sexo del bebé que está desarrollándose. Por otra parte, la forma de la panza también guarda vinculación con la fortaleza de los músculos del vientre, es decir si la embarazada hace ejercicios o no, durante esa etapa.”

El tamaño y el peso del bebé mantienen relación con la contextura física de los padres. Por ejemplo, si una madre es físicamente pequeña, enjuta, no debe esperarse un bebé grandote; en cambio si esa misma madre, padece diabetes, es probable que tenga un bebé de peso bajo y estatura corta, o todo lo contrario, dar a luz un bebé macrosómico, nombre que reciben aquellos que al nacer pesan más de cuatro kilos.


Kids on top club, fotografia de embarazadas en Córdoba Argentina.

Deja un comentario